cp_de-grupis-a-riot-grrrrlOrbain Kultur Elkartea (Asociación Cultural Cicatriz) es una asociación para estudio, conservación y difusión del Punk Rock. Nació en Gasteiz (Araba – Euskalherria) en marzo de 2016, cuenta con unos 80 miembros y se basa en el “Do it yourself”, en “Háztelo tú misma”, en la autogestión y en la autosuficiencia. Su local está en Navarro Villoslada 8. Para este mes de setiembre dentro de la semana sobre las mujeres en el rock y el punk tienen programadas dos interesantes proyecciones de documentales. El martes dia 20 a las 19:00 horas “The punk singer” y el jueves 22 a las 19:00 “Tomar el escenario. Un documental sobre las ausencias y presencias de las mujeres en la música alternativa“.

Sinopsis “Tomar el escenario:Un documental sobre presencias y ausencias de las mujeres en la música alternativa.”

¿Cuántas veces vemos mujeres en los escenarios de los circuitos musicales? La presencia femenina en la música alternativa sigue sin estar suficientemente normalizada. Las escenas alternativas tienen unas prácticas y unos valores que permiten que las mujeres se expresen con libertad y comodidad. Pero lo cierto es que persisten algunas actitudes patriarcales, a veces abiertamente machistas, otras más sutiles, y en otros casos invisibles.
A través de más de veinte entrevistas, nos adentramos en la participación musical de mujeres que rompen con los roles tradicionales que la sociedad y la música había reservado para ellas. Mujeres que han abierto caminos, han consolidado y han defendido sus posiciones, han batallado contra los estereotipos y actitudes patriarcales, y que están presentes con toda naturalidad en los espacios musicales.
¿Qué barreras tienen las mujeres en las escenas musicales alternativas? ¿Hay sexismo en las escenas musicales que aparentemente no son sexistas? ¿Qué estrategias permiten ir transformando todo esto? ¿Es positivo destacar que un grupo está formado por mujeres? Hay mujeres pero, ¿están presentes activamente? Las vivencias personales y reflexiones de estas chicas comprometidas con la música nos muestran la pasión vital por este medio de expresión que impregna completamente sus vidas.


Ver online “Tomar el escenario. Un dokumental sobre las ausencias y presencias de las mujeres en la música alternativa”

Synopsis “The punk singer”

Kathleen Hanna, lead singer of the punk band Bikini Kill and dance-punk trio Le Tigre, rose to national attention as the reluctant but never shy voice of the riot grrrl movement. She became one of the most famously outspoken feminist icons, a cultural lightning rod. Her critics wished she would just shut-up, and her fans hoped she never would. So in 2005, when Hanna stopped shouting, many wondered why. Through 20 years of archival footage* and intimate interviews with Hanna, THE PUNK SINGER takes viewers on a fascinating tour of contemporary music and offers a never-before-seen view into the life of this fearless leader.

Trailer “The punk singer”

De grupis a riot grrrrl

Girls to the front! Las tías a la primera fila!

Bajo esta consigna se comienza en los 90 a desterrar a los tíos a las últimas filas animando a las mujeres a acercarse a la primera línea en los conciertos. Este lema supuso toda una revolución que cuestionó y transformó la posición de las mujeres en el punk y en el rock, denunciando su machismo endémico.

El movimiento Rior Grrl estalla en Olympia (Washington) a principios de la década de los noventa para contestar las actitudes abiertamente machistas de las escenas hardcore, punk-rock y grunge del momento… transgrediendo la feminidad hegemónica.
Tanto desde el escenario, como desde el público y aglutinando a través del fanzine, siguiendo la ideología del DIY (hazlo tú misma) y desde un feminismo radical, se va generando este movimiento que agitará por completo el mundo del punk-rock.

Aquí nos llega la ola dos décadas tarde, pero no por ello con menos virulencia. En Euskal Herria tenemos ejemplos de ello:el festival MEFSST! así como el proyecto Emarock que recoge la referencialidad de las mujeres en el rock o la plataforma feminista Nesken Gauak, así como las Ladyfest en Bilbo, herederas directa del movimiento riot grrrl de los 90.

La escasa presencia de chicas sobre el escenario en el punk y en el rock de este país, su práctica ausencia a la técnica, por qué sigue siendo un mundo totalmente masculinizado que reproduce el mandato de género heteropatriarcal… son algunos de los temas que queremos poner en debate.

Es nuestro deseo que estas jornadas nos sirvan para mirar desde una perspectiva feminista la escena actual del rock y el punk y el devenir que ha tenido, poniendo la atención en el papel de las mujeres en ella.

Queremos reivindicar nuestro espacio en el mundo musical y visibilizar la actuación de tantas y tantas mujeres que han luchado y están luchando por conseguirlo.

DE GRUPIS A GRIOT GRRRRL

De grupis a griot grrrl, sí, sin renunciar a la identidad de grupi como vivencia de una sexualidad libre y placentera fuera de la norma heteropatriarcal, porque como decían Las Vulpes “Me gusta ser una zorra”, a ser protagonistas de la escena denunciando el machismo endémico de los escenarios.

A pesar de que el punk es un movimiento underground subversivo, anticapitalista y potencialmente revolucionario ha seguido y sigue reproduciendo la norma de género dominante. Por qué en el punk y en el rock de este país hay tan pocas chicas sobre el escenario, por qué hay tan pocas chicas técnicas, por qué sigue siendo un mundo totalmente masculinizado que sigue la norma de género heteropatriarcal a pies juntillas… Es por esto que hemos decidido realizar esta semana para reflexionar sobre las mujeres en el rock y el punk desde una perspectiva feminista. Sobre estas y otras cuestiones debatiremos durante estas jornadas.

Dos décadas después del surgimiento del punk se generó el movimiento Riot Grrrl, pero aquí no tuvo el impacto que tuvo en el mundo anglosajón. Nuevamente, nos sigue llegando la ola dos décadas tarde, pero no por ello con menos virulencia. Actualmente existen mujeres que están desarrollando una estrategia de empoderamiento a través del empeño en crear un espacio feminista en el mundo del punk: hace ya unos años se ha empezado a organizar en Euskal Herria el festival Mefsst! así como el proyecto Emarock que recoge la referencialidad de las mujeres en el rock.

Estas jornadas nos sirven para mirar desde una perspectiva feminista la escena actual del rock y el punk, y el devenir que ha tenido, el papel de las mujeres en ella. Queremos reivindicar nuestro espacio en el mundo musical y visibilizar la actuación de tantas y tantas mujeres que han luchado y están luchando por conseguirlo.