Ficha técnica

Suiza – 2006 – 105 min – color
Versión original en suizo-alemán, alemán, griego y francés subtitulada en castellano Dirección: Stefan Haupt
Producción: Fontana Film GmbH, Stefan Haupt
Co-producción: SF/TSR/YSI/SRG SSR idea Suiza (Paul Riniker/Madeleine Hirsiger/Urs Augstburger)
Con el soporte de: Bundesamt für Kultur
Dirección de fotografía: Patrick Lindenmaier, Andromeda Film Sonido: Martin Witz
Montaje: Stefan Kälin
Música: Tomas Korber, Jorgos Stergiou

Sinopsis: «A Song for Argyris (Canción para Argyris)»

El 10 de junio de 1944, durante la Segunda Guerra Mundial, una división de las SS llamada «División Acorazada» entró en Distomo, una pequeña localidad granjera de Grecia y, en menos de dos horas, asesinó a 218 habitantes: mujeres, hombres, ancianos, niños y bebés fueron brutalmente ejecutados. El pequeño Argyris perdió a sus padres y a 30 familiares más.
A Song for Argyris es la crónica de una de los millones de vidas perturbadas por los acontecimientos de la historia. Ya han pasado más de 60 años desde los acontecimientos retratados en el film, pero en la memoria de los supervivientes continúan totalmente presentes. Y es que ¿Qué sabemos acerca de los efectos de una masacre? ¿Cómo se vuelve la vida después de haber sido sometido a tal sufrimiento? ¿Cómo se convive con las heridas y la pérdida de integridad y de inocencia?
La vida de Argyris Sfountouris es una muestra tanto de como puede llegar a influir un desastre de esta magnitud en la vida cotidiana de la gente como también, de la rapidez de reacción ante una denuncia que va pasando desde un diminuto pueblo a toda Europa traspasando incluso el océano.

Argyris sobrevivió a la masacre de Distomo. Seleccionado por la Cruz Roja entre miles de huérfanos de guerra, pudo trasladarse a la Pesatalozzi Children’s Village, en Suiza. Años después obtuvo un postgrado en matemáticas y astrofísicas, ejerció de profesor y traductor del griego al alemán y fue un trabajador activo en la ayuda para el desarrollo.
Durante todo este tiempo, Argyris Sfountouris, ahora de 66 años, ha estado combatiendo el horror al cual fue sometido de pequeño. Todo esto, sin olvidar el recuerdo de su experiencia de infancia y con la voluntad de transmitirlo, de alguna forma, al resto del mundo en una búsqueda por la paz que tiene, todavía, un final abierto.
Esta película es un homenaje a las personas que sufrieron en su infancia una situación como la que el pequeño Argyris tuvo que afrontar, personas que han sobrevivido y que quieren vivir, personas que, a pesar de todo, no se aíslan del mundo.