0000134_peliculas_sociales_estado_espanol_el_metodo_gronholm1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (16 votes, average: 3,00 out of 5)

Cargando… Ficha técnica:
Ficha técnica
Dirección: Marcelo Piñeyro
Producción: Gerardo Herrero
Guion: Mateo Gil inspirado en la obra El método Grönholm de Jordi Galcerán.
Música: Frédéric Bégin, Phil Electric
Fotografía: Alfredo F. Mayo
Protagonistas: Ernesto Alterio, Eduardo Noriega, Najwa Nimri, Eduard Fernández, Pablo Echarri, Adriana Ozores, Natalia Verbeke, Carmelo Gómez

Sinopsis

Película dirigida por Manuel Piñeyro basada en la obra teatral llamada El Método Gronholm.

Madrid. Paseo de la Castellana. Manifestación de miles de personas. Fuerzas de seguridad anti-disturbios en las calles.

Siete aspirantes a un alto puesto ejecutivo se presentan a una prueba de selección de personal para una empresa multinacional en un rascacielos de oficinas del complejo Azca.

Entre ellos, las personalidades más dispares: el triunfador, el agresivo, la mujer insegura, el crítico, el indeciso.

Tras un laberinto de formularios, acreditaciones y demás burocracia empresarial, los siete participantes se encuentran juntos en una fría sala a la que les ha conducido una secretaria, esperando a que dé comienzo el proceso de selección.

Desde ese instante, y en un clima de tensa competitividad, la inseguridad de los participantes se convertirá en miedo y dudas y estos a su vez en un estado de paranoia general. Tras presentarse con recelo los unos a los otros, se preguntarán si están siendo observados por cámaras o por qué la Compañía ha infiltrado un psicólogo entre ellos que les está ya examinando.

Uno de los aspirantes hace alusión a un método de pruebas, similar al que sugieren, que se lleva en práctica en Estados Unidos.

A partir de ese momento, los siete aspirantes al puesto serán sometidos a una serie de pruebas psicológicas con las que se pretende deducir cual de ellos posee el perfil que mejor encaja con los requisitos del voraz mundo empresarial.

A lo largo de un día, los aspirantes pasarán de las bromas y el juego inocente a las agitadas discusiones y las supuestas hipótesis y situaciones, donde se pondrá a prueba la personalidad de cada uno y la manera en que se relacionan con los demás.

En este claustrofóbico clima de máxima desconfianza y absoluta falta de escrúpulos, se crearán alianzas, se producirán disputas, se revelarán secretos, se destaparán pasados.

Y así, poco a poco, se irán eliminando participantes en lo que pasará a ser una mera y fría lucha por la supervivencia, nítido espejo del desalmado panorama laboral fuera de esas paredes de cristal y hormigón, en cualquier país capitalista partícipe en esta, nuestra economía global.

Ver online:

DESCAGAR desde emule «El método Gronholm (2005)»

Notas del director

En la pieza teatral de Jordi Galcerán encontramos la idea rectora de nuestra película: los procesos de selección de personal para puestos ejecutivos que realizan las empresas multinacionales, como metáfora de las relaciones de poder que se construyen en la sociedad contemporánea y la particularidad de los vínculos que estas relaciones producen entre los individuos.

Nuestros personajes, ejecutivos con ambición y deseos de futuro, están seguros de saber qué es lo que se espera de ellos y creen controlar de manera consciente y con precisión tanto su conducta como sus emociones. Pero el Método Gronholm, con su mirada constante, les hace sentir permanentemente observados y evaluados.

Así comienza a extremarse la tensión que provoca el «deber ser», llevándolos a revelar las dolorosas grietas por donde brotan sus seres reales y sus emociones verdaderas, ahora sin control y contención.

El desafío, después de haber conseguido un poderoso guión como el que creo que tenemos, era encontrar a los ocho actores que se atrevieran a sumergirse en esta indagación entre el ser social y el ser real.

«El método» es definitivamente una película de actores, por lo que ésta era una preocupación mayúscula. Cuando pensábamos en los ocho actores perfectos para hacer esta película surgía un elenco casi utópico, un sueño que parecía imposible de lograr.

Sin embargo estos ocho actores soñados son hoy parte de la realidad de «El método». Una realidad que comenzó meses atrás con los primeros ensayos, para continuar luego con el rodaje, cuando día a día veíamos como cada uno de ellos se adueñaba de sus personajes, los hacía crecer, explorando todas las posibilidades que cada situación le planteaba.

Hoy el resultado final de todo este proceso nos confirma que cada uno de ellos es perfecto en su rol y que aquel sueño no estaba equivoca