El viernes día 2 de marzo a las 21.30 horas en el Centro Social Casa de Iniciativas de Málaga se realizará la primera de una serie de presentaciones del documental «Don’t forget, Voces más allá del olvido». Este documental cuenta la experiencia y vivencias de tres mujeres de Mostar: Svigliana, Marina y Dzenana en la guerra de la ex-Yugoslavia. Tras el pase habrá un coloquio con los realizadores.

«Don’t forget, Voces más allá del olvido» es un documental autofinanciado y realizado por la malagueña Leonor Jiménez, y los barceloneses Helena Sala, Clí udia Prat, Carlos Collazos y Daniel Carrasco; rodado en Bosnia y Herzegovina con la colaboración de la Universidad Autónoma de Barcelona, Asociación de fotoreporteros Kevlar y Mola TV (televisión de Sabadell).

PRESENTACIONES:

Viernes día 2 de marzo a las 21.30 horas en el Centro Social Casa de Iniciativas de Málaga

Lunes día 5 de marzo. L’Antic Teatre, (C/ Verdaguer i Callis, 12) Barcelona.

Más info: http://www.lanticteatre.com/

Viernes día 9 marzo en el centro social de Can Vies, (c/ Jocs Florals, Barrio Sants) Barcelona

Sinopsis del documental «Don’t forget, Voces más allá del olvido»

«Ponemos a una mujer musulmana, una croata y una serbia contra una pared, y las desnudamos. Entonces que venga quien sea y que analizando sus cuerpos, sus anatomías o sus rasgos, que adivine la nacionalidad o la religión. No podrá»

Don’t Forget, es un documental centrado en tres mujeres de Mostar: Svigliana, Marina y Dzenana. Mujeres de tres diferentes comunidades que nos cuentan, poniendo el acento en su cotidianidad, cómo han vivido y sobrevivido a aquella parte tan tosca de la historia que les tocó vivir: la guerra de la ex-Yugoslavia.

El documental ha sido rodado en los alrededores de la ciudad de Mostar (capital de Herzegovina).Toda esta zona es la que muestra de forma más clara y patente las consecuencias de la «limpieza étnica». Los habitantes de esta parte del territorio, en la década de los 90, van a vivir dos guerras: la primera contra los serbios y la segunda entre croatas y musulmanes. En esta segunda, la purificación étnica va a ser tan dura que va provocar el desplazamiento de más del 90% de la población; que van a ser expulsados o van a tener que huir hacia otras zonas más seguras. Actualmente, algunas de estas comunidades están retornando, otras lo harán en unos años y otros no lo harán nunca. Muchas veces no pueden volver a sus casas y acaban en reasentamientos «limpios étnicamente».

Las mujeres de las tres comunidades vivieron situaciones dramáticas durante la guerra, fueron víctimas de desplazamientos, muertes de familiares, violencia sexual… La necesidad de olvidar para poder vivir, la desconfianza aún reinante y la tradicional sociedad patriarcal balcánica, hizo que conseguir los testimonios de estas mujeres, ante nuestras cámaras, fuese una tarea paciente. Durante días, el equipo de DÓNT FORGET formado en gran parte por mujeres, convivió con ellas. Fue un mágica experiencia.

Personajes y localizaciones

Svigliana

Mujer de media edad, de 48 años de edad.
Grupo étnico: serbia
Religión: ortodoxa
Originaria de: Bacevici (pueblo periférico perteneciente a Mostar, a 6 km al sur)
Hace unos 3 años que vuelve a Bacevici

Bacevici

Antes de la guerra el pueblo de Bacevici estaba habitado por unas 500 persones de origen serbio y de religión ortodoxa. Algunas de ellas se dedicaban al cultivo de la tierra y otras trabajaban en la fabrica de aluminio a escasos metros del poblado. Cuando a finales del 92 comienzan en la zona las hostilidades entre croatas y serbios los habitantes del pueblo son obligados por el ejercito de los habeos (croatas de Bosnia) a marchar del pueblo, huyendo hacia zonas más seguras. A partir de aquel momento el pueblo se a va convertir en un continuo lugar de matanzas y voladuras de casas. Cinco años después de acabar la guerra, en agosto del 2000, unos pocos van a volver a vivir a Bacevici. Inicialmente van a tener que vivir con escolta permanente por parte de las tropas internacionales. A pocos kilómetros, los croatas no veían con buenos ojos la vuelta de los serbios. Actualmente viven en Bacevici unas 140 persones que malviven del cultivo de la tierra. Los que trabajaban en la fabrica de aluminio, la mayoría, no han podido volver a su trabajo ya que la fábrica ahora está bajo control croata. Tienen problemas para escolarizar a los hijos y observan con desconfianza la instalación cercana de nuevos asentamientos de ciudadanos croatas que van ser expulsados de Bosnia Central.

Marina

Mujer de media edad, de 42 años de edad.
Grupo étnico: croata
Religión: católica
Originaria de: Bosnia Central
Localización actual: Nuevo asentamiento croata a unos pocos Kilómetros de Mostar y Bacevici. Hace 2 años que viven en el asentamiento.

Asentamiento croata próximo a Mostar

En este asentamiento viven hoy 12 familias croatas todas ellas originarias de la zona de Bosnia Central (Zenica y Bugoino) Van a tener que marchar o van a ser expulsados por milicianos bosnios musulmanes huyendo hacia zonas controladas por el ejército croata. Ante la imposibilidad de tornar a sus casas, viven en unas casas construidas hace pocos años en unos terrenos que les ha cedido el gobierno de Croacia. Tienen muchas dificultades para encontrar trabajo debido a la precariedad económica que ha causado la guerra en todo el país. De tanto en tanto, viajan a sus antiguas localidades para visitar a sus muertos. Actualmente se sienten inseguros, debido a la proximidad de los serbios de Bacevici.

Dzenana

Mujer de media edad, de 37 años de edad.
Grupo étnico: bosnio
Religión: musulmana
Originaria de: Mostar
Localización actual: Nuevo asentamiento musulmán a unos pocos Kilómetros de Mostar. Hace poco que viven en el asentamiento.
Asentamiento musulmán próximo a Mostar

En este asentamiento viven hoy muchas familias musulmanas originarias de Mostar. Son casas alquiladas temporalmente donde malviven en condiciones precarias. Fueron expulsados por los croatas porque sus casas estaban situadas en la parte de la ciudad de Mostar que estaba controladas por el ejército croata. Hoy sus casas están destruidas o han sido ocupadas por refugiados croatas. Tienen muchas dificultades para trabajar, en muchos casos viven de las escasas ayudas del gobierno.

Contacto:leonorjm@eresmas.com