Nablús, la ciudad fantasma, de los españoles Alberto Arce y Maria Moreno, fue la obra merecedora del Gran Premio del IV Festival Internacional Santiago Álvarez In Memoriam, clausurado en la ciudad de Santiago de Cuba.


Sinopsis del documental Nablús, la ciudad fantasma.

El ejército israelí invadió la ciudad palestina de Nablus en Agosto de 2004. NABLUS relata cómo un grupo de activistas internaiconales del ISM (International Solidarity Movement) ocuparon el espacio de impunidad y falta de testigos en el que los militares actúan habitualmente. La cámara se mueve por una ciudad bajo toque de queda y sigue, casa por casa, a los soldados que las registran. NABLUS es un documento que habla por sí mismo desde un martes cualquiera del conflicto palestino-israelí.

Por su factura, el apego a la objetividad y la calidad de su fotografía y banda sonora, así como los efectos utilizados para contar la historia de la ocupación militar de una urbe, esta muestra mereció el más alto reconocimiento del jurado.

El primer premio lo obtuvo Casas en la Pantalla, del chileno Nelson Oyarzúa, mientras la segunda posición fue compartida por el cubano Alejandro Ramírez con su documental De Moler, y la venezolana Patricia Ortega con Pasaje.

Para el tercer escaño quedó Punto de Fuga, material de Carlos Rodríguez de la televisión serrana, mientras fue merecedor de una mención la muestra A Invenca da Infancia, de Brasil.

También se repartieron los premios en las categorías de guión, que fue otorgado a Punto de Fuga, fotografía, para De Moler, dirección, que correspondió a Nablus, la ciudad fantasma, y de ópera prima, recibida por LosÚltimos Zapatistas, del mexicano Francisco Taboada Tabone.

Durante la jornada de clausura, también fue hecha la premier en Cuba del último capítulo de la Serie caminos de Revolución, titulado Momentos con Fidel, de la realizadora Rebeca Chávez.

Este material narra hechos importantes en los que participó el líder cubano, desde 1959 hasta la actualidad, tiempo durante el cual enfrentó las continuas presiones y ataques de los sucesivos gobiernos yanquis.

Esta VI edición del Festival de Documentales Santiago Álvarez In Memoriam contó con la participación de obras de 18 naciones, y a juicio de especialistas de la Isla y foráneos, se convirtió en uno de los eventos más importantes de su tipo en Latinoamérica.