El director de cine británico Ken Loach ha asistido a la retrospectiva que se le está dedicando estos días (11, 12 y 13 de enero) el Ateneo Obrero de Xixón. El ciclo Ateneo de Película, repasará la carrera del cineasta con la proyección de cuatro de sus obras en el Teatro Jovellanos. Ayer, Ken Loach ofreció un encuentro con los medios de comunicación en el que aseguró entre otras cosas que: la comedia es «la mejor forma de resistencia social».


También afirmó que la conjunción de tragedia y comedia que se da en su cine es un reflejo de la realidad. «Si no te ríes podrías estar llorando todo el día», señaló Loach.
El director de películas como «Tierra y Libertad» participará el miércoles en el Teatro Jovellanos en un encuentro con el público en el descanso de la proyección de dos de sus obras.

En este ciclo se proyectarán cuatro obras sugeridas por el propio Ken Loach, «Mi nombre es Joe» (1998), «Lloviendo piedras» (1992), «La cuadrilla» (2001) y «Dulces dieciséis» (2002), unas películas que eligió porque «expresan la experiencia de vivir en los últimos diez años en el Reino Unido», explicó. «Me resultó difícil elegir porque cuando haces películas es como tener hijos, no puedes rechazar a ninguna», explicó Loach, quien recordó que «Tierra y libertad» fue una de las que más le impactó.

También habló del papel de organizaciones como el Ateneo Obrero de Gijón porque «cada vez es más importante la defensa de la diversidad cultural, que en ésta época se tiende a perder».

Sobre la Constitución Europea, el director británico se identificó con las «reticencias de la izquierda, que ve una Constitución para favorecer los beneficios empresariales, los recortes sociales y el debilitamiento de los sindicatos». Frente a ello, Loach también cree que se puede apostar por una Unión Europea «basada en la cooperación y la solidaridad» y la defensa de las distintas identidades culturales, algo que reclamó expresamente a los políticos para el sector audiovisual, en clara desventaja con el norteamericano, según su opinión.