I Ciclo cine Cannabico Vitoria-GasteizLa I semana de cine cannábico ha nacido de las inquietudes de Amigos de Maria-Mariaren Lagunak, la Asociación de consumidores de Cannabis de Vitoria-Gasteiz y está organizado de forma totalmente autogestionada.

A diferencia de otros festivales, en los que predomina el carácter competitivo, con la celebración de la Semana de Cine Canábico de Vitoria-Gasteiz lo único que pretendemos es que exista un debate en nuestra sociedad sobre la necesidad de normalizar el uso del Cannabis.

Serán 7 días en los que aprenderemos cosas sobre el Cannabis y podremos comprender mejor el porqué de su actual prohibición. Intentaremos también liberar de estereotipos a las personas que consumen y aprenderemos pautas de reducción de riesgos en el consumo.

Amigos de Maria-Mariaren Lagunak no recibe ningún tipo de ayuda o subvención, ni del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, ni de la Diputación Foral de Alava, ni del Gobierno Vasco, ni de la Caja Vital… Tampoco contaremos con las múltiples páginas de publicidad que los medios de comunicación corporativos dedican normalmente a otros festivales.

No nos importa. Es más, casi que preferimos que sea así. Entendemos que quizás esa sea la única forma de mantenerse libres de presiones y poder organizar este festival y el resto de actividades que tenemos preparadas para el 2006 a nuestro aire.

Lo único que necesitamos es que la gente que esté preocupada por las actuales políticas en materia de drogas y quiera escuchar la opinión de las personas que, por distintos motivos, consumimos Cannabis se pase por nuestro local. Habrá doble sesión cada día a las 19:00 y a las 21:00 h.

La entrada será gratuita, exclusivamente para mayores de 18 años y hasta completar el aforo

Animamos a todo el mundo a ver una peli con nosotros, a debatir, a charlar, a opinar…

A Normalizar el Cannabis.

Programa de la primera semana de cine canábico de Vitoria-Gasteiz.

Doble sesión 19 y 21 horas en Calle Correría 28 bajo. Entrada gratis

Lunes 15 de mayo:

El sótano maldito

Martes 16 de mayo

Hachis

Miercoles 17 de mayo

El jardin de la alegría

Jueves 18 de mayo

Cannabis indoor

Viernes 19 de mayo

Bajarse al moro

Sábado 20 de mayo

El emperador del cañamo

Domingo 21 de mayo

Grass

¿Por qué el ciclo de cine?

El absoluto desconocimiento existente en torno al Cannabis y las continuas campañas de criminalización de las personas que lo consumimos hace necesario un esfuerzo por sacar a nuestra querida planta de nuestros armarios y hacer públicas verdaderas campañas de información, en las que se explique de forma clara y precisa que alternativas hay ante este cúmulo de despropósitos

La discusión sobre la Normalización de las drogas en general y del cannabis en particular está viciada por una propaganda oficial que tergiversa los datos, esconde los hechos, unifica las sustancias y atribuye a las drogas los males que la prohibición provoca.

Por todo esto, es obligación de quienes nos oponemos a estas políticas injustas enfrentarnos al discurso oficial con hechos y argumentos reales y eficaces

Tiene que quedar claro, no sólo que la prohibición es injusta y absolutamente inefectiva, sino que, además, tiene enormes costes y genera enormes problemas.

La siguiente es una pequeña lista de ellos:

Adulteraciones: La legalización permitiría conocer exactamente qué se consume, de qué calidad es, y evitar los adulterantes que contiene el hachís procedente del mercado negro. Este es un ejemplo de como la prohibición atenta contra la salud pública que dice defender.

Narcotráfico: La legalización quitaría dinero y poder de las manos de las mafias y del crimen organizado que ahora explotan el negocio de las drogas justamente porque es ilegal.

Corrupción de los estados: Los enormes intereses económicos generados por la situación de ilegalidad, corrompen con facilidad a los mismos aparatos estatales que deberían, teóricamente, luchar contra el narcotráfico. Con excesiva frecuencia, leemos de políticos, ertzainas, policías, guardias civiles, aduaneros, etc. que han sido acusados de aceptar sobornos o, incluso, de organizar sus propias redes de tráfico de hachís y otras drogas.

Atentados contra los derechos civiles: Registros y detenciones sin autorización; intromisión en los domicilios privados; conculcación de los derechos individuales.
El Gobierno del PSOE, ha impuesto un 45% más de multas a consumidores de Cannabis que el del PP. En 2003 se levantaron 120.000 sanciones en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana, que castiga la tenencia y el consumo en público. En 2004 fueron 150.000.Y el año pasado, 175.000.

Los riesgos: Pongamos las cosas en su sitio
No vamos a defender que el uso de cannabis esté libre de riesgos. De lo que se trata es de exponer que no hay actividad humana libre de riesgos y mostrar cómo los riesgos asociados al cannabis son muy inferiores a cualquiera de los que la sociedad asume normalmente como perfectamente aceptables.
En particular, los riesgos asociados al cannabis son muy inferiores a los del alcohol o el tabaco.
Todos los estudios sitúan el potencial adictivo del cannabis muy por debajo del alcohol, el tabaco o incluso el café.

La humanidad viene usando la marihuana desde hace 6.000 años, para relajar tensiones y por sus virtudes medicinales. No se conoce ningún caso en la historia médica de muerte atribuida al cannabis, mientras que sólo en el estado español mueren cada año unas 50.000 personas debido al tabaco y 30.000 personas debido al alcohol; ambas, drogas legales.
Está demostrada la utilidad de la marihuana, ingerida o fumada, para aliviar determinadas dolencias: náuseas asociadas a la quimioterapia, dolores por esclerosis múltiple, glaucoma, etc.
Para aquellas personas adultas que libremente han elegido consumir Cannabis hay que promover políticas basadas en la información y en la reducción de riesgos y no políticas basadas en la represión.

Tenemos que proteger a los niños y a los jóvenes.

No es una buena ayuda que la delegada del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya, tergiverse los hechos y cree campañas con el fin de asustar, creando con ello una atracción artificial hacia lo prohibido. Tampoco es una buena ayuda dejar en manos del mercado negro los controles de adulteración y de pureza.

Asimismo, en una situación de prohibición, son los más jóvenes quienes tienen más fácil acceso a lo prohibido, según muestran todas las encuestas. Además, en los ambientes juveniles es donde más dificilmente puede infiltrarse la policía y, por tanto, es un sector de la población muy seguro para los vendedores del mercado negro.

Asociación de consumidores de Cannabis de Vitoria-Gasteiz
Amigos de María-Mariaren Lagunak