Noticias del I Festival de Cinema Polític de Barcelona-2005

3 de octubre de 2005

«Radio Alice» de Guido Chiesa es el doble ganador del Festival de Cinema Polític

La ilusión por el cambio y la amistad, cristalizados en un film que marca la continuidad del neorrealismo italiano, «˜Radio Alice’ (Italia, 2004) de Guido Chiesa, es el ganador del 1r Festival de Cinema Polític de Barcelona. El film fue seleccionado de entre los 7 concursantes por un jurado integrado por el director de cine lituano Sharunas Bartas, la directora del Festival de la Rochelle Prune Engler, la escritora Lucía Etxebarría, la productora Isona Passola y la directora turca Yesim Ustaoglu. Según Isona Passola, portavoz del jurado: «el jurado ha valorado la temática del film que aborda las revueltas políticas de obreros y estudiantes en los años 70 en Italia, y muy especialmente la calidad cinematográfica de la película que recupera el oficio del mejor cine italiano de siempre.» El mismo film ha ganado el Premio Cinevisión del Público, que ha sido votado por el público asistente a las películas.

Sin embargo, la gran sorpresa ha venido de parte de la asistencia de público: 2620 personas han asistido a las 3 salas de proyección del 1r Festival de Cinema polític en los cinco días de actividades. Incluso se ha tenido que repetir proyecciones como el estreno de «Visions of Europe», realizar proyecciones improvisadas como la de «The government inspector» de Peter Kosminski en el Hall del CCCB. Guido Chiesa, no ha podido asistir a la ceremonia, y en su reemplazo recibirá el premio la responsable Centro de Estudios de cine italiano del Istituto Italiano di Cultura de Barcelona, Daniela Aronica. El premio del público fue entregado por el redactor jefe de la revista de cine Cinevisión, Miquel Echarri.

Sinopsis «Radio Alice»:

Boloña, 1976. En las afueras de la ciudad, Sgualo y Pelo, dos amigos, sueñan en una salida para sus grises y opresivas vidas. En ocasiones, para solventar su falta de dinero crónica, realizan «trabajillos» para Marangon, el gángster local. Pero ahora Marangon les propone algo distinto – cavar un túnel bajo tierra en el centro de la ciudad. El objetivo: el banco de la Plaza Minghetti. Sin dudarlo, la desesperada pareja acepta la arriesgada empresa. Para hacer más llevaderas las largas horas nocturnas de trabajo, se llevan una radio al túnel. Casualmente, acaban sintonizando Radio Alice.