El cortometraje «Despierta» surgió de la iniciativa de los los veintiséis alumnos y alumnas del Centro Ocupacional Islantilla, personas con algún tipo de discapacidad física, psíquica o sensorial, que hicieron este cortometraje con el objetivo de demostrar que su integración sociolaboral es posible. A este proyecto se sumaron posteriormente varios profesionales del cine, como el director Esteban Magaz que aspirará el próximo setiembre al Premio Goya al mejor director de cortometraje.


Despierta narra la historia de un hombre solitario encerrado en su habitación al que tienen que despertar para volver a la vida. Como telón de fondo de la historia se encuentra la posguerra española.

Este corto es la segunda producción andaluza que concursa en este festival, después de que el documental «Casas Viejas» lo hiciera en el año 81.