«Checkpoint» (Control Policial), del israelí Yoav Shamir, ha recibido el Gran Premio del I Festival Internacional de Cine Documental Punto de Vista de Navarra, dotado con 9.000 euros. El territorio ocupado y la franja de Gaza han estado bajo la autoridad militar israelí desde 1967, y allí residen tres millones de palestinos que deben pasar por los controles cada vez que van a trabajar, al médico o a visitar a sus familiares. El documental, filmado entre 2001 y 2003, da cuenta del trato que reciben.


Según el jurado, presidido por Luce Vigo, hija del documentalista Jean Vigo, este ha sido el filme que mejor ha recogido el nombre de este Festival y el concepto que dio a conocer su padre, «el punto de vista documentado». «La mirada del director no es objetiva, porque la objetividad no existe. El punto de vista es algo que se puede perder en algún documental y en el cine de ficción. Es necesario luchar por él», dijo Vigo.

Para el jurado, Checkpoint es una película «muy singular» que consigue transmitir a través de «pequeños gestos cotidianos» la dimensión de un conflicto de permanente actualidad, según destacó el miembro del jurado Rafael R. Tranche, quien consideró a esta obra como un ejemplo de cómo la cámara se convierte en un testigo «que sabe esperar, adoptar un punto de vista para retratar la realidad».

PREMIOS

El premio al mejor cortometraje (4.000 euros) fue concedido a «Good times» (Buenos tiempos), de los italianos Alessandro Cassigoli y Dalia Castel, sobre la vida alrededor del muro israelí.

La mejor dirección (3.000 euros) recayó en el eslovaco Peter Kerekes, por su obra «66 seasons» (66 temporadas), que relata la historia de la Europa del Este a través de una piscina.

El premio al mejor guión (2.000 euros) fue para el canadiense Arturo Pérez Torres, por su trabajo «Wetback, the undocumented documentary» (Mojado, el documental indocumentado), que narra el viaje de inmigrantes de Centro América y México a través de un viaje tan increíble como peligroso a Norte América.

Recibieron menciones especiales (1.000 euros cada una) «Platicando», de la española Marisa Lafuente, que se acerca a la realidad de la inmigración a tavés de locutorios o teléfonos, y «Dr. Nagesh», de los realizadores belgas Vicente Detours y Dominique Henry, sobre enfermos de SIDA.

Finalmente, el premio especial del público a la mejor obra, dotado con 2.000 euros, recayó en «Bandits», del autor georgiano Zaza Rusadze, que recuerda los sucesos de 1983, cuando siete jóvenes georgianos secuestraron un avión para escapar al oeste.

Todos los premios serán entregados en un gala que tendrá lugar esta noche, a partir de las 20 horas, en el edificio Civican de Pamplona, bajo la presidencia del consejero de Cultura y Turismo, Juan Ramón Corpas.

El jurado de este concurso internacional ha estado compuesto por Rafael Tranche, profesor de Historia y Realización de Cine y TV de la Universidad Complutense de Madrid; Luce Vigo, escritora y crítica de cine; Cecilia Lidin, consultora de European Documentary Network; Manuel Llamas, jefe de Difusión Cinematográfica del Instituto de Cine y Artes Audiovisuales del Ministerio de Cultura; Antonio Weinrichter, crítico de cine y profesor de la ECAM; Josetxo Moreno, exhibidor y distribuidor de cine; y Víctor Kossakovsky, director de cine.

El jurado destacó la buena calidad de las películas de la sección competitiva y abogó por que los documentales se comprometan más «en cuanto a la forma en que son filmados y en cuanto a la manera en la que el director elige retratar la realidad», bien sea con grandes emociones, humor etc.