Paragraph 175

Título original: Paragraph 175 (Párrafo 175)
Dirección: Rob Epstein, Jeffrey Friedman
Dirección artística: Sterling Franck
Producción: Janet Cole, Michael Ehrenzweig, Rob Epstein, Jeffrey Friedman
Guión: Sharon Wood
Música: Tibor Szemzö
Fotografía: Bernd Meiners
Montaje: Dawn Logsdon
Intervienen: Rupert Everett (narrador), Klaus Müller, Karl Gorath, Pierre Seel
País de producción: Alemania, Estados Unidos, Reino Unido
Año: 2000
Duración: 81 min.
Producido por: Channel Four Films, HBO Theatrical Documentary, Telling Pictures, Zero Film GmbH, Cinemax.

Este documental cuenta las historias de varios hombres y mujeres que fueron perseguidos por los nazis gracias al artículo 175, que castigaba la sodomía en el código penal alemán desde 1871.

Entre 1933 y 1945 fueron condenadas unas 100.000 en base al artículo 175, de los que la mayoría fueron condenados a prisión o cadena perpetua. Entre 10 y 15.000 fueron internados en campos de concentración, de los que sobrevivían unos 4.000 al final de la Guerra. De esas personas, en el año 2000 sólo se pudieron encontrar diez con vida. En el documental, cinco de esos antiguos perseguidos, todos de más de 90 años, cuentan por primera vez su historia y cierran con ello un capítulo histórico.

Párrafo 175 ilumina la persecución de los y las homosexuales en el Tercer Reich, poco documentada hasta el momento, y las consecuencias posteriores para las víctimas basándose en las historias personales de cinco víctimas:

* el medio judío y luchador de la resistencia, que ayudó a refugiados en Berlín durante la Guerra;
* la lesbiana judía, que pudo huir a Inglaterra con ayuda de su amante;
* Albrecht Becker, diseñador de producción alemán;
* Pierre Seel, un adolescente de Alsacia.

Los campos de la muerte (*1)

Se calcula que entre 10.000 y 15.000 homosexuales serían enviados a los campos de la muerte, donde los hombres que eran obligados a llevar el triángulo rosa eran especialmente maltratados por los guardias. También fueron objeto de crueles experimentos médicos. Un doctor llamado Carl Vaernet realizó, en el campo de concentración de Buchenwald, numerosas operaciones cuyo propósito era el de volver heterosexuales a sus pacientes. Su experimento incluía la inserción de una cápsula que segregaba hormonas masculinas. Estos experimentos eran tolerados y ordenados por el mismo Himler y su estado mayor, quienes consideraban una cuestión de honor convertir a estos “elementos antisociales” en alemanes de primera.

El trato a los prisioneros homosexuales en los campos era especialmente duro, tal como relata Heinz Heger en su libro Los hombres del triángulo rosa, al que cito literalmente: “No estaba permitido a los homosexuales que ocuparan ningún puesto de responsabilidad, al menos no en Sachsenhausen. Tampoco podíamos siquiera hablar con prisioneros de otros bloques que llevaran un triángulo de color rojo; según se nos dijeron, estos a se debía a que podríamos intentar ser seducidos. No obstante, las prácticas sexuales estaban más extendidas en los demás bloques, en los que no había hombres con el triángulo rosa, que en el nuestro”.

Y es que dentro del campo de concentración, como señalaba el gran conocedor del tema Eugen Kogon, fue suficiente la mera sospecha para etiquetar a un prisionero como homosexual para exponerlo a la denigración, sospecha en general y peligros especiales. Las generalizadas relaciones homosexuales que al parecer había en los campos estaban, paradójicamente, vetadas a los portadores del triángulo rosa.

Uno de los supervivientes gays de los campos de concentración alemanes, Pierre Seel, relató como él fue arrestado luego de haber denunciado un robo en un club homosexual y cómo fue brutalmente sometido a malos tratos en los campos de Schimeck y de Struthof. En el primero, y sin apenas medios, fue obligado a trabajar en la construcción de un horno crematorio. En el segundo, víctima de todo tipo de abusos y privaciones, fue violado y su cuerpo fue utilizado como blanco humano mientras los nazis le arrojaban jeringuillas en lugar de dardos. “Tengo vergüenza por la humanidad”, dice Seel en un libro que escribió recientemente. No es de extrañar.

El mismo Seel contaba la brutalidad de la policía cuando llegó a la comisaría de su primer arresto. Los homosexuales eran golpeados, humillados, torturados e incluso a los que se resistían los hombres de las SS les arrancaban las uñas. Otros fueron violados sádicamente con renglones rotos que les perforaron los intestinos, lo que les provocó numerosas hemorragias y a algunos incluso la muerte. Este superviviente de este tormento relata como los nazis utilizaban perros que azuzaban para torturar a los gays previamente desnudados; así, al parecer, fueron asesinados cruelmente decenas de ellos.


Ver en Naranjas de Hiroshima TV.


Fuentes de información: Wikipedia, Videoteka LGTB
(info y documental online en HD), (*1) Extracto del artículo El Holocausto Silenciado : Gays en los campos de concentración Nazis, de Ricardo Angoso.

Mariposas en el Andamio

Dirección: Luis Felipe Bernaza, Margaret Gilpin
Guión: Lizette Vila
Producción: Vídeo Caracol
Productores: Carlos Navas, Edmundo García
Fotografía: Roberto León, José A. Ciego
Montaje: Manuel Muñíz, Leticia Sánchez
Intervienen: Manolito, Angelis, Vanesa, Paloma, Mandy, Diony.
Año: 1995
Idioma: Castellano con subtítulos en inglés.
País de producción: Cuba
Duración: 74 min.
Formato: 35 mm, Color.
Formato copia: VHS-RIP.

Este documental no ha sido exhibido en los circuitos cinematográficos de Cuba, ni tampoco se ha pasado por la televisión cubana. Se presentó en el Festival Internacional del Cine Latinoamericano de 1995, fue muy bien recibido por el público. Se realizó en virtud del espacio ganado por el filme de Gutiérrez Alea. Con Mariposas se pensó que se abría la posibilidad de un debate más profundo y serio acerca de la homosexualidad y el travestismo en Cuba. No considero que Mariposas sea un complemento de Fresa y Chocolate, por acercarnos a una realidad ausente en esta última. Ambas nos ponen en contacto con parte de la vivencia de los homosexuales dentro de nuestro sistema socialista. La película refleja una época muy dogmática, de intolerancia, como ya se precisó en párrafos anteriores. El documental se hace en otro momento, cuando la visibilidad social de los homosexuales y de los travestis es tal, que pudo dar la impresión de un gran movimiento reivindicador del orgullo gay, homosexual. Tiempo después se filma el documenta Gay Cuba, La Hembra que llevo por dentro, además de los que se producen en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, y en la Facultad de Cine del ISA.

Lamentablemente no todos estos filmes lograron una programación adecuada fuera de los eventos a los cuales se presentaron. No se organizó su exhibición dentro de los circuitos cinematográficos nacionales, y mucho menos se pasaron por la televisión, con el objetivo de ayudar a cambiar la mentalidad de muchos, y motivar una reflexión más seria acerca de la problemática homosexual en nuestra sociedad.

Mariposas en el Andamio nos refleja la vida de varios homosexuales, la mayoría de ellos travestis; se les presenta en su mundo de tacones altos, pestañas y uñas postizas, de doblajes de canciones, de realizaciones, de alegrías, de anhelos y sueños, pero también ante sus problemáticas familiares, y contextos políticos sociales, complejos de tolerancia e intolerancia.

El filme está realizado con el objetivo de provocar, la comprensión humana de la sociedad hacia el travesti, y de la homosexualidad en general, como una realidad social que existe con la cual convivimos y conviviremos y contra la cual no pueden tomarse medidas represivas ni punitivas que atenten contra la condición humana de sus exponentes. La mayor visibilidad del travestismo desde entonces, y su incremento paulatino, sin duda alguna, son indicadores que pueden tomarse del resultado obtenido como consecuencia de la persistencia, apego a sus valores, a la plena aceptación de la identidad homosexual latente en cada uno de ellos, como una forma del autorreconocimiento de su personalidad individual, sexual y social; como modo incuestionable de la posición justa, muy valiente de permanecer fieles a sus valores, lucha sin banderas emblemáticas o discursos enunciativos de reivindicaciones. Han asumido, en cierto modo, la táctica de los sectores más populares de nuestra población, portadores de las culturas y religiones afrocubanas: La identificación diaria, plena con sus valores ancestrales, así resistieron y han llegado hasta nosotros, como una forma objetiva de una cultura de resistencia.

Ver directamente desde GoogleVideo

Fuentes de información: Extracto del artículo “El proyecto revolucionario y los homosexuales ” de Tomás Fernández Robaina publicado en Desde Cuba, Vagos (info y descargas), artículo en DosManzanas.com.

Conducta impropia

Título original: Mauvaise conduite
Dirección y guión: Néstor Almendros, Orlando Jiménez Leal
País de Producción: Francia
Año: 1983
Duración: 105 min.
Producción: Antenne-2, Les Films du Losange
Productor: Jorge Pupo
Productores ejecutivos: Michel Thoulouze, Margaret Menegoz, Barbet Schroeder.
Director de producción: Louis Argueta.
Montaje: Michel Pion.
Ayudantes de montaje: Allain Torteroix, Wilfrid Sempé.
Operador de cámara: Dominique Merlin. Ayudantes de realización: Luis Blat, Jean Louis Hym.
Documentación e investigación: Carlos Ripoll.
Voces de los narradores: Michel Dumoulin (versión francesa), Jeofrey Lawrence Corey (versión inglesa), José Miguel Ullán (versión española).
Entrevistas ante la cámara de: Reinaldo Arenas, Guillermo Cabrera Infante, Caracol, Fidel Castro, Carlos Franqui, Martha Frayde, Juan Goytisolo, Hernero Padilla, Susan Sontag, Ana María Simo, René Ariza, Armando Valladares, Gilberto Ruiz, Jorge Ronet, Juan Abreu y otros.
Formato Rodado: Rodado en París, Nueva York, Miami, Londres, Roma y Madrid. Película de 16 m. inchada a 35 mm, Eastmancolor 5247 y 5294. Laboratorios: Telcipro, París. Cámara Coutant-Éclair. Objetivos Angenieux, Zoom 12-120. Formato Copias proyección: 1.33. , 35mm, Color
Formato copia: VHS-Rip.
Distribución: Fué editada en VHS en varios países, pero que sepamos no esta editada en DVD.
Fuente del Video: GoogleVideo.
Premios: Gran Premio del XII Festival Internacional de los Derechos Humanos de Estrasburgo, 1984.

Este documental de Néstor Almendros y Orlando Jiménez Leal trata sobre la persecución de homosexuales e intelectuales en la Cuba castrista desde los inicios de la Revolución Cubana hasta los primeros años 80. En él se entrevista a varios nombres relevantes de la cultura cubana (Lorenzo Monreal, Reinaldo Arenas, Jorge Ronet, Luis Lazo, Rafael de Palet, Jorge Lago).

“El método seguido al filmar nuestros testimonios fue este: consideramos que la cámara cinematográfica, acoplada con grabación de sonido directo, es en cierto modo, un detector de verdades y mentiras. Esto, claro, a condición de que el lente capte la expresión de los rostros de una manera sencilla y total. Quiero decir de frente, no de perfil, no de tres cuartos. A condición de que la iluminación y los ángulos sean naturales y sin efectos. Si los ojos son el espejo del alma, el espectador tiene que ver bien los ojos de los entrevistados para conocer su verdad, casi como si se hubiese establecido un diálogo con el público. Durante la filmación emplazábamos a nuestros entrevistados ante fondos que, al mismo tiempo que documentaban sobre su nueva situación geográfica y social después del exilio, mantuviesen cierta neutralidad para no introducir un elemento de distracción, para que no se perturbase lo principal dentro del encuadre que era el rostro. Tratamos de que estos fondos o escenarios fuesen agradables (le pedimos a menudo a los entrevistados que sugiriesen un lugar de su predilección). Se creaba así una atmósfera tranquila propicia a la confidencia. A veces el paisaje estaba en total contradicción con el dramatismo de algunas narraciones. Pensamos que este choque dialéctico más bien enriquecería cada secuencia. El montaje fue presidido también por la ley de la sencillez: se respetó casi siempre la cronología. La única libertad que nos tomamos fue el abreviar las entrevistas o los documentos de archivos”.

Fuentes de Información: Fragmento del libro de Juan Antonio García Borrero, Diez películas que estremecieron a Cuba, publicado en Cinecuba, Filmoteca Andalucia, I.E.S. Nestor Almendros.

[googlevideo]http://video.google.com/videoplay?docid=8977190502944603700[/googlevideo]

Ver directamente en GoogleVideo.