Juan Antonio Barrero, Raúl Cuevas, Guillem López, Mìnica Rovira, Sandra Ruesga y Elia Urquiza han realizado un documental, Entre el dictador y yo, que firman colectivamente. Hoy se estrenará simultánea y gratuitamente en más de 100 municipios catalanes, 15 ciudades del resto del estado y 15 europeas (Londres, Lisboa, Roma y París, entre otras).


Entre el dictador y yo está compuesto por seis breves reflexiones muy personales sobre los recuerdos de infancia y la memoria transmitida por padres, abuelos y abuelas que vivieron la dictadura.

En Euskalherria se proyecta en:

Vitoria-Gasteiz
18:30
Artium. Centro Museo-Vasco de Arte contemporáneo
C. Francia, nº 24

Más lugares.

Sinopsis del documental Entre el dictador y yo

A partir de una premisa: «Cuál fue la primera vez que oí hablar de Franco», seis jóvenes directores realizan una pieza sobre la propia memoria y el recuerdo personal. La suma de sus miradas compone una reflexión plural sobre nuestra historia. Una revisión del legado y la pervivencia, evidente o subterránea, de la figura de Francisco Franco. Una mirada sobre el presente para encontrar en él las claves del pasado y para entender un mundo donde la figura de los dictadores sigue siendo lamentablemente vigente. Un ejercicio fílmico contra el olvido.

Sinopsis de las piezas.

Juan Antonio Barrero (1980, Sevilla )

«¿Cuánto tiempo cuesta desmantelar para siempre el dormitorio de un dictador?»

Hace años, un empresario arrastró el yate de Franco 300 km tierra adentro para subirlo a la cima de una montaña y reconvertirlo en un hotel de lujo. Desde el viejo camarote del dictador se divisa la gran sima de Atapuerca, donde han descubierto los restos del homínido más antiguo de Europa.

Raúl Cuevas (1978, l» Hospitalet de Llobregat )

» El recuerdo de una España franquista y pobre, y una vida áspera, dura y gris como el hormigón.»

Esta pieza nace de la necesidad de conocer otros barrios que, como Bellvitge, el barrio donde nací, se construyeron en los años 60 durante la dictadura. Un recorrido por diferentes ciudades dormitorio de España.

Guillem López ( 1975, Barcelona)

«Un viaje personal a través de recuerdos vividos y olvidados en búsqueda de un retrato del dictador.»

¿Quién es Franco? Franco es un desconocido … un rostro… una sombra… una imagen que intento atrapar, pero que se esconde oculta entre los espacios de algunos de mis recuerdos más personales. La búsqueda de estos espacios es una mirada hacia su sombra.

Mónica Rovira (1978, les Masies de Voltregí )

«La sombra se hace cuerpo. Como surgido del polvo, el fantasma se me aparece. Empieza a perseguir-me, lo sueño, me sacude y me remueve. Ahora a mí, que cuando nací el ya no estaba!»

Retorno a la raíz enredada. Paisaje físico y humano de la infancia y adolescencia. Una búsqueda que afecta vidas cotidianas. Un viaje que persigue desde el hoy el pasado (unas veces olvidado, otras desconocido o silenciado). Preguntas. ¿Respuestas?

Sandra Ruesga (1975, Madrid)

«En el Valle de los Caídos descubrí que he heredado una historia falseada a fuerza de silencios.»

La primera vez que fui realmente consciente de quien había sido Franco tenía 23 años. Estaba en el Valle de los Caídos, un lugar en el que estuve muchas veces antes, sin nunca cuestionarme nada. Treinta años después de la muerte del dictador su tumba aún sigue siendo ante todo un destino turístico.

Elia Urquiza (1979, Pamplona)

«Sería más dramático ser nieta de los héroes, incluso de los villanos, pero yo desciendo de los personajes secundarios.»

No fueron franquistas ni antifranquistas. Su relación con Franco no es traumática, porque Franco, simplemente, no es. Cuarenta años dormidos en una tumbona como la mayoría. Mi abuela, una viuda de militar franquista. Siempre hablando desde la distancia, como por un teléfono muy lejano.